Un órgano estatal contra la colusión

Chile es el país con el menor índice de corrupción en América Latina. Una noticia agradable, dado que en países como México la corrupción lleva a escenarios de gran descontento social. La baja corrupción en Chile es en parte debido a la institución de la Contraloría General de la República, desconocida en la mayoría de los países Latino Americanos. La Contraloría vigila la legalidad de las acciones del sector público y  tiene la facultad de controlar los gastos de las instituciones.

Contrario al resto de Latino América, Chile sí ha tenido grandes problemas con la colusión en el sector privado. En el fondo la colusión, igual que la corrupción, busca eliminar la libre competencia en el mercado para dar beneficios a ciertos actores y aumentar su market share. Un escenario que igual que en los países corruptos lleva a descontento social, así mostrando la necesidad de prevenirlo en el futuro. La idea de regular el mercado a través de las superintendencias ha tenido gran desarrollo en los últimos anios, pero ellos no gozan de las mismas facultades que la Contraloría en el sector público. Viendo las buenas experiencias que ha tenido Chile con la Contraloria merece ser discutido si las superintendencias también deberían gozar de más facultades.

Florian Kriener
Analista Invitado Circulo Acton Chile

 

http://www.estrellatocopilla.cl/impresa/2017/01/17/full/cuerpo-principal/2/

 

FullSizeRender 2