• 11 de septiembre de 1973: el día que Chile se salvó de ser una nueva Cuba

    Gonzalo Ibanez Santa MariaUn homenaje a nuestros valientes soldados

    El fallecimiento de Fidel Castro es ocasión para que recordemos una época dramática de nuestra historia. La que discurre entre el 4 de septiembre de 1970 hasta el día 11 también de septiembre, pero de 1973, cuando nuestras Fuerzas Armadas y de Orden

  • 2014: momento de recordar el desastre y la esperanza

    Sábado 22 de febrero de 2014

    En 2014 conmemoraremos dos hitos que han marcado la historia de la humanidad en desastre y esperanza. Por una parte, se cumplen 100 años del inicio de la “Gran Guerra”, aquella que para pesar del mundo sería conocida como la Primera Guerra Mundial. Y también celebraremos 25 años de la la caída del “Muro de Berlín”, el ejemplo tangible de la represión y el resguardo de una de las más terroríficas utopías que nos ha brindado la historia. Ambos hitos son la expresión de aquel pensamiento que conllevó al reemplazo de los individuos a través de la imposición de ideales colectivos y sus nefastas consecuencias.

    En la Primera Guerra Mundial una generación pasó de una paz relativamente estable a una larga confrontación que llevó a la muerte a millones con una máquina de guerra nunca antes vista, que asombraría a sus más férreos defensores. Hombres partirían al frente en agosto de 1914 esperando regresar en Navidad. Lo largo de la confrontación nadie lo esperaba, la industria de paz que tantos avances había brindado en el siglo XIX tomó un giro que nos hizo conocer la guerra de gases, el tanque, el bombardeo aéreo y un sinnúmero de máquinas y técnicas con el objetivo de destruir al hombre, objetivo que no tan sólo se logró en el campo de batalla sino también en el de las ideas.

    Además de las millones de muertes, miseria y destrucción, las consecuencias de esta guerra fueron el fortaleciendo de las ideologías colectivistas y las estructuras planificadas, se perdió la fe en el individuo, su papel como creador y generador de riqueza; esto dio espacios a los experimentos de ingeniería social que produjeron los sistemas totalitarios más sangrientos que ha conocido la humanidad: la Alemania nacionalsocialista, la Italia fascista y la Unión Soviética comunista con sus tentáculos en diferente partes del mundo, que aplicaron las doctrinas socializantes al extremo de reemplazar al individuo por la ideología sin tomar en cuenta el costo en vidas, recursos y con la abierta convicción de que el Estado es la máxima expresión de justicia y redistribución de riqueza.

    La Segunda Guerra Mundial, que fue más sangrienta que la primera, culminó con el fin de la época del totalitarismo germano e italiano. Sin embargo, consolidaría el proyecto soviético que, ante la incapacidad de mantener a sus ciudadanos, crea un muro que divide literalmente una ciudad, un país, un conteniente, en fin, al mundo. El “Muro de Berlín” no es una metáfora, fue una realidad que mantuvo contenidos a millones de individuos y no fueron pocos los que arriesgaron sus vidas tratando que cruzar a Occidente, como tampoco fueron pocos quienes la perdieron buscando la posibilidad de forjar su propio destino, la búsqueda eterna de su propia felicidad y esa libertad de elegir que se les había negado.

    Estos hitos marcan el siglo XX de tal forma que nos deja ese una sensación pesimista; pero, al contrario, es de esperanza, como señaló el periodista e historiador Paul Johnson en torno a la década de los 70 en Occidente: “Aprendimos, una vez más, a valorar la importancia del mercado y del sistema capitalista que surge de él, para crear riqueza y libertad”, es una época de líderes extraordinarios que combatieron sin temor al proyecto totalitario soviético, nos referimos a Ronald Reagan, Margaret Thatcher y Juan Pablo II, líderes en una época compleja donde literalmente el mundo estaba a un botón de una guerra termonuclear.

    La caída del muro de Berlín, en noviembre de 1989, es la apertura a un mundo de esperanza donde el libre tránsito hacia Occidente no tan sólo representaba trasladarse un par de metros, sino ejercer con fuerza y sin miedo la libertad, aquella fe en el individuo, explorar sus capacidades y concretar sus aspiraciones, la posibilidad de buscar su propia felicidad.

    Son dos extremos de ese siglo XX que comienza con desesperanza y profundo dolor de una humanidad casi destruida con el horror de la guerra y que concluye con la esperanza plena de que no hay muros que contengan el espíritu del individuo, sus aspiraciones y la fuerza incontenible de la libertad.

    Francisco Sánchez Urra
    Analista Círculo Acton Chile

  • A 25 años de la caída del muro de Berlín

    Miércoles 29 de octubre de 2014

    “Para mí, la República Democrática Alemana era mi vida. Yo trabajé, colaboré, desde el primer momento, por la construcción de ese país. Dediqué toda mi vida a ello y es verdaderamente trágico que ya no exista", Margot Honecker señalaba en el año 2012.

    Lo que muchos suelen olvidar es que la atrocidad del sistema totalitario establecido en la República Democrática Alemana, para nuestros jóvenes lectores más conocida como Alemania Oriental, no eran metáforas sino crudas realidades. La construcción de un muro, que algunos denominaron el “muro de la vergüenza” y otros con aires de orgullo “muro de defensa antifascista”, era una de las tangibles pruebas de que cuando el Estado no puede suprimir la libertad de las personas debe encerrarlas.

    El muro de Berlín de una u otra forma representa la terrible herencia de una época en donde se trató de reemplazar a las personas por la voluntad del Estado, aquel que unos pocos burócratas planificaban y aspiraban a decidir por las personas. Cuando el libre tránsito nos es común, la opción de elegir parece algo inalterable y la aspiración a proyectos propios parece a la mano debemos reflexionar de la importancia de la libertad y de qué manera la humanidad aspira a ella.

    No es casualidad que los flujos migratorios de personas se dirijan a países con mayor libertad y mejores condiciones de vida, es lo que se denomina “democracia de los pies”, hace un poco más de 25 años en Alemania Oriental eso literalmente costaba la vida y muchos estuvieron dispuestos a entregarla, por eso la “caída del muro de Berlín” representa un hito tan relevante en la historia de la humanidad, pues, no es tan solo el derrumbe de una estructura sino que es el triunfo de la humanidad en donde la libertad no pudo ser encerrada ni contenida por el Estado.

    En efecto el hito acaecido hace 25 años reafirma el valor de la libertad y confianza entre las personas, la reunificación alemana que tan lejano se vio para una generación es una realidad que ha traído un sinnúmero de desafíos no tan solo en la reconstrucción de ciudades como Dresden sino también en la integración de sus ciudadanos. Es por eso no menor la afirmación que el “muro se abrió”, manteniéndose presente en algunas facetas del quehacer alemán los desafíos por mantener la memoria en torno a tan trágico episodio y fortalecer la democracia. Adicionalmente, el esfuerzo por mantener la tolerancia en vista de un relato terapéutico no tan solo en relación a los horrores del nazismo sino también del socialismo que mantuvo oprimidas a millones de personas.
    Para las nuevas generaciones parece ser una historia de ciencia ficción lo acaecido en el siglo XX, un siglo que nos legó un largo expediente de crueldad pero al mismo tiempo de esperanza en el ser humano, en su capacidad creadora. Fue un siglo donde la libertad tuvo una vez más expresiones y defensores que nunca se han callado, que no claudicaron a la comodidad ni al odio fratricida que muchos propagaban a los cuatro vientos. Nos demostró que la humanidad venció a la guerra y que la libertad no puede ser contenida por el arbitrario deseo de quienes temen a la capacidad de las personas y su legítima capacidad de forjar su propio destino.

    Quienes de una u otra forma sienten nostalgia por aquel sistema inhumano suelen señalar que todo esto era simbólico, pero poco de simbolismo hay en los millones de testimonios y cientos de vidas entregadas en sus alambradas, poco de metafórico había en las ametralladoras, minas antipersonales, perros y guardias que tenían como objetivo impedir el transitar al mundo libre y muy poco de metafórico hay en quienes justifican uno de los totalitarismos más sanguinarios de la historia.

    Francisco Sánchez Urra
    Analista Círculo Acton Chile

  • América Latina: esperanza en la libertad

    Miércoles 12 de noviembre de 2014

    En octubre pasado un grupo de 60 jóvenes, provenientes de toda América Latina, se reunieron en Viña del Mar, Chile, para debatir sobre la libertad y la importancia de la sociedad de individuos libres, todo esto enmarcado en la tercera versión de la Universidad ElCato-Fundación para el Progreso, que contó con la presencia de destacados profesores.

    Fue un gran encuentro donde la esperanza en la libertad y la importancia de las ideas tuvo un gran protagonismo. En esa ocasión se generaron más preguntas que soluciones y eso nos llena de esperanza para quienes creemos en las personas y el ejercicio de la libertad.

    Así es, pues, para quienes creemos en la libertad, en el desarrollo de las aspiraciones y proyectos propios de cada individuo, no buscamos establecer marcos regulatorios o pautas de comportamiento, creemos que cada uno puede construir su propio destino sin la intervención de terceros estableciendo formas de progreso y paz.

    La libertad no es solo economía, es vida, prosperidad, desarrollo humano, filosofía y, más que nada, creer en las personas. Chile en estos momentos se encuentra en una encrucijada, una que pocos países pueden tener, fortalecer una senda de progreso y libertad que ha llevado a este país de América a ser un referente, más de 40 años de trabajo e ideas basadas en la libertad llevaron en una generación a cambiar el rostro del país, o retroceder cediendo al populismo, intervencionismo del Estado y la regulación, con un endeudamiento fiscal en alza, aumentos de impuestos.

    Todo esto se está manifiestando con el descenso en la clasificación internacional. El anuncio de que Chile dejo de ser el país más atractivo para invertir en Latinoamérica, según Doing Business del Banco Mundial, es una señal clara en ese sentido. A esto se suma que su crecimiento económico se estancó en el último año, lo que hace sospechar que en el próximo Índice de Libertad Económica, editado por la Fundación Heritage y el Wall Street Journal, Chile no logrará mantener su séptimo lugar a nivel mundial ni el primero a nivel latinoamericano.

    Para muchos de los presentes es una situación incomprensible y difícil de afrontar, lo importante es que estas instancias de reflexión dan un respiro de esperanza, fuerzas para continuar con la batalla de las ideas y seguir fomentando la libertad. Thomas Jefferson decía que “el precio de la libertad es la eterna vigilancia” y sus palabras son tan vigentes ayer como hoy, los ejemplos sobran y las instancias hay que formarlas, promoverlas y utilizarlas. Hay que debatir y lograr difundir estas ideas, cambiar el clima de opinión pero no para imponer sino para demostrar con toda la evidencia a mano que la libertad, cuando es ejercida con responsabilidad, trabajo y compromiso puede llevar a forjar nuestro propio destino.

    Si los jóvenes se preocupan de estos temas, hay gran esperanza para Chile y el resto de Latinoamérica. En realidad, hay una gran generación que, inspirados en otros, continuará vigilante y apasionada por la libertad, dando la batalla de las ideas y defendiendo con vigor que la llama de la libertad siga encendida.

    Francisco Sánchez Urra
    Analista del Círculo Acton Chile

  • Amnesia al horror

    Viernes 31 de enero de 2014

    Durante las últimas semanas se ha escuchado en forma continua, a veces con odiosa insistencia, a varios personeros del Partido Comunista defender lo indefendible. Por ejemplo, el diputado reelecto Lautaro Carmona, negó la violación sistemática de los Derechos humanos en Alemania Oriental; la diputada electa Karol Cariola declaró admiración ciega a Lenin y su obra; el dirigente comunista Camilo Ballesteros afirmó que en la dictadura cubana “hay una democracia distinta a la chilena”; y no olvidemos que el diputado Guillermo Tellier defendió el régimen totalitario de Corea del Norte.

    La verdad es que estas afirmaciones no son ninguna novedad. Lo inédito es el papel trascendental que el Partido Comunista tendrá en el gobierno de la Nueva Mayoría, ya sea eventualmente integrando el gabinete y, sin duda, con sus votos en la Cámara presidiendo nada menos que las comisiones de Cultura y Derechos Humanos. Por cierto, ¿cuál será la posición del futuro gobierno chileno, ese que –se supone– nos representará a todos, en materia de Derechos Humanos con estos paladines?

    Tengamos en cuenta los hechos. En Alemania Oriental había nada menos que un muro, múltiples alambradas, guardias armados con orden de fusilamiento y otros sistemas bárbaros para evitar la “fuga de ciudadanos”. En tanto, en Cuba hoy los balseros son un símbolo de la desesperación de quienes arriesgan sus vidas en aguas infestadas de tiburones para escapar de una economía planificada, de miserables condiciones de vida, sin libertad de expresión, ni derecho a la propiedad o la organización política. En ambos países, millones escapan del comunismo.

    La “democracia de los pies”, aquella que hombres y mujeres manifestaron arriesgando sus vidas –literalmente– para vivir fuera de esas utopías totalitarias comunistas, es uno de los mejores ejemplos de cómo el ser humano busca forjar su propio destino, aspirando a explotar sus propias capacidades para poder elegir en libertad su felicidad.

    ¿Qué llevó a hombres y mujeres a arriesgar su vida? Principios que para nosotros hoy son muy comunes, como la libertad de expresión, la posibilidad de mejorar a través del esfuerzo nuestras condiciones de vida, el libre tránsito, emprender, la propiedad privada, vivir sin miedo, es decir: libertad. Durante muchos años ésta fue negada, y aún lo es, por el comité central de alguno de estos “paraísos en la Tierra”, establecidos bajo el yugo del igualitarismo y con un terrorismo de Estado que ha cobrado millones de vidas.

    “Tapar el sol con un dedo” es una peligrosa práctica en donde la “amnesia al horror” parece ser otro de los múltiples intentos de reescribir la historia en el establecimiento del mesianismo estatal, ese que asegura que puede elegir mejor que los individuos y que no somos capaces de ejercer la libertad, libertad que añoramos cuando nos es escasa al igual que la buena salud.

    Francisco Sánchez Urra
    Analista Círculo Acton Chile

  • Aquella Navidad de 1914

    Martes 23 de diciembre de 2014

    En vísperas de Navidad y a 100 años de la Primera Guerra Mundial, es imposible dejar de recordar aquel instante cuando en diferentes sectores del frente occidental europeo, miles de soldados sin órdenes ni documentos ejercieron la paz aquella noche.

    Aquella guerra se esperaba que durase tan sólo un par de meses, sin embargo, tras la construcción de las trincheras, los soldados esperaban angustiados el silbato para un ataque infructuoso que sólo generaba mutilaciones y muerte, el conflicto parecía estancado y la diplomacia estaba congelada en reclamos de los diferentes Estados participantes en la contienda, medio centímetro en el mapa significaba miles de hombres en las tumbas, simplemente parecía que nada podría concluir la primera gran guerra de la época contemporánea.

    Sin embargo, la noche de Navidad marcó una diferencia: Soldados de diferentes partes del mundo a lo largo de toda la línea de trinchera que cruzaba Europa comenzaron a cantar villancicos, tímidamente se asomaron fuera de la trinchera y comenzaron a compartir con quienes eran sus enemigos declarados. Es lo que se llama la “Paz de Navidad de 1914″ y que ha inspirado varias películas y cientos de documentales, en efecto es un momento clave en donde la humanidad venció a la guerra, donde el odio fue reemplazado por un espíritu de fraternidad y compañerismo, donde el dolor encontró regocijo sin importar uniforme, idioma o bandera.

    Es el triunfo que paralizo al mundo, dejo estupefactos a generales, cancilleres, políticos y planificadores centrales, dio esperanza a un mundo inundado por el horror de la guerra. ¿Cómo fue posible que enemigos declarados estuviesen en paz? La respuesta tiene que ver con la esencia del ser humano, su condición natural no es el conflicto, no es la opresión es el ejercicio de la libertad que favorece la generación de la paz, fueron simples soldados y no grandes políticos quienes simplemente decidieron estrechar la mano de quienes tenían al frente, confiar en quienes cantaban alegres canticos, en ver a los ojos y sentir que, al igual que “la lucha de clases”, las guerras son hechos artificiales que representan a gobiernos y no necesariamente a las personas que combaten. Marcaron la diferencia y asumieron la responsabilidad, pues no es posible contener nuestra humanidad, es un recuerdo que nos debe traer la luz en una época tan especial, más aun cuando la violencia en el discurso parece ser pan de cada día.

    La Paz de Navidad no fue un milagro. Es la manifestación de la libertad y confianza en las personas que nos ha hecho progresar y desarrollar en los más diversos ámbitos de nuestra historia.

    Francisco Sánchez Urra
    Analista Círculo Acton Chile

  • Chauvinismo en el Siglo XXI

    En un programa de TV uno de los panelista, con el asentimiento de los otros, decia: "Chile es un pueblo de gran valia, porque la gente es valiosa y es capaz levantarse de terremotos, tsunamis, catastrofes de todo tipo"
    Vale la pena preguntarse ¿que pueblo no es de gran valia? ¿que pueblo no se levanta de guerras, azotes climaticos, pestes y catastrofes?
    Lo prudente es evitar opiniones sin dar evidencias o pruebas sociologicas ya que basta con vivir un tiempo en el extrangero para comprobar que no hay pueblos naturalmente de "mas o menos valia", lo que hay son paises con mejores o peores institucionalidades, infraestructura, organizacion y gobiernos.
    No es realista hacer creer lo contrario en pleno Siglo XXI


    Jaime Garcia Covarrubias
    Doctor en Ciencias Politicas y Sociologia

  • Democracia Cristiana y el aborto

    jose carlos

    José Carlos Meza Pereira
    Analista Circulo Acton Chile 

    ¿Por qué nos sorprende la actitud de la Democracia Cristiana respecto al aborto?, dicen estar en contra del aborto, dicen defender la vida, pero a la hora de la verdad no vacilan en votar a favor de un proyecto que institucionaliza la práctica del aborto en Chile; y, después, para calmar sus conciencias y a sus votantes, presentan proyectos de "acompañamiento a la maternidad", todo con tal de que se vea que son verdaderos cristianos.

    ¿De quién es la culpa del actuar de la DC?, evidentemente que de ellos mismo, pero más profundamente de quienes votan por ellos, y de quienes no votando por ellos no hacemos nada para impedir que sigan en el Congreso. Un comediante estadounidense, llamado George Carlin, con un tono satírico señalaba que no creía en ese argumento que te impide opinar si no votaste; el sostenía que justamente por no votar tenía derecho a reclamar, y que quienes pusieron a los representantes en el Congreso eran los que no podían reclamar, porque ellos, con su voto, ocasionaron el problema.

    Más allá de lo cómico del comentario de Carlin, es bastante cierto. ¿Qué hacemos, quienes nos autodenominamos "provida", por impedir que la Democracia Cristiana siga causando tanto mal a Chile?, es hora de dejar de pedir cuentas a la DC y definitivamente sacarlos del Congreso; no representan al mundo cristiano.

    Democracia Cristiana, un nombre, dos mentiras; ni demócrata porque no cumple el mandato de sus votantes, quienes escogieron a representantes supuestamente defensores de la vida, ni cristiana porque legisla dando la espalda a las enseñanzas de Cristo.

  • El judío como el Free Rider de la Historia

    Domingo 1 de enero de 2017
     
    El precio por saber que estamos solos es alto. Fromm lo maneja muy bien en “El miedo a la libertad”. No sé si no tiene grises la dicotomía que él sostiene como el resultado –amor verdadero o alienación- pero evidentemente  estamos solos. No, no porque sean históricamente verdaderas las teorías del contrato social. Sino porque finalmente nos encontramos a solas con Dios en nuestra conciencia. ¿A quién pedir consejo sobre a quién pedir consejo? Incluso el creyente que está en una comunidad religiosa, debe, si su fe es madura, decidir estarlo. Y en esa decisión, estamos solos. La radical soledad. Si, Ortega ya hablaba de ella. Es la soledad de la conciencia ante Dios, de donde surge el derecho a la intimidad personal. No es la soledad del solipsismo, no es la negación de que nacemos en comunidades, no es la negación de la intersubjetividad del mundo de la vida con sus tradiciones e historicidad.
     
    Pero qué fácil no darse cuenta de ello, cuando de algún modo parece que NO dependemos de nosotros. Qué fácil que le fue a Aristóteles NO darse cuenta de lo que era la escasez, en una sociedad de esclavos. Qué fácil que le fue a Platón dividir –como siguen haciendo casi todos- a la sociedad en tres estratos, dos de los cuales vivían de los comerciantes que tenían que producir para el resto. Qué fácil ser noble, señor, rey, caballero u obispo con propiedades –hasta que se enfrentaron con dominicos y franciscanos- cuando vivían alegremente de la explotación de los siervos y vasallos. 
     
    El free rider surge cuando alguien, precisamente, dice “no”. El que se queda afuera (el free rider) del sistema es el que se da cuenta de que su derecho a la intimidad, a la libertad religiosa, es la soledad potencial que pasa de la potencia al acto, es asumir el control de la propia vida: es NO ser señor si eso implica explotar al siervo, es NO ser siervo si ello implica ser explotado por el señor. 
     
    Pero, a lo largo de la historia, todo esto fue difícil. No fue casualidad, sin embargo, que la libertad religiosa fuera creciendo en Occidente junto con el libre mercado, que sólo tuvieron en los EEUU su expresión institucional: los free riders de la Europa autoritaria.
     
    Pero en la historia de Occidente, hubo y hay un “tipo ideal weberiano”, un free rider por excelencia, que supo lo que es estar solo y se quedó solo, y tuvo que adelantarse, consiguientemente, al libre comercio que acompaña a la libertad religiosa: el judío. Despreciado, humillado, perseguido por comunidades que veían en él al otro, al diferente que NO querían ver, tuvo que comerciar en tiempos donde esa actividad no era digna de nobles, caballeros y señores que vivían de la explotación del siervo de la gleba. Eso aumentó más el desprecio, los preconceptos negativos, los odios y las burlas. El desprecio al comercio es finalmente el temor atávico a la libertad, a ser sí mismo, a saber que no tengo derecho a vivir del trabajo esclavo. Allí quedó, el judío, a lo largo de la historia, representando todo lo que las sociedades tribales despreciaban: la libertad religiosa, el ser otro, el libre comercio. El liberalismo, en suma. 
     
    Finalmente, como dice Hayek, la sociedad extensa se abrió paso ante la tribal, y todos tuvieron que saber que si quieren comer, no pueden robar, ni esclavizar, ni vivir en una aparente comunidad que sería inocente de la explotación del diferente. Pero casi todos, excepto en EEUU, se resistieron hasta donde pudieron y se siguen resistiendo. El marxismo leninismo, el nazifascismo, fueron (SON) todas formas atávicas de resistirse a NO ser explotadores del diferente. Pero, oh casualidad, los nazis, los fascistas, los franquistas, se hicieron eco del odio visceral al judío, que representaba en la historia a todo lo que ellos odiaban con más fuerza: el otro, el diferente, el que ejerce su liberad, su religión, su comercio, que es emprendedor, científico, empresario, creador. Las teorías conspirativas más absurdas, los temores atávicos del inconsciente reprimido, alimentaron y alimentan al odio al judío que sigue siendo despreciado excepto, oh casualidad, en los ambientes liberales clásicos y libertarios, que habito hace más de 40 años y en los cuales JAMAS escuché una sola palabra o expresión antisemita. Qué casualidad.
     
    Gabriel Zanotti
    Consejero Académico Círculo Acton Chile 
     

     

    El judío, en la historia, es el liberal. No sé si los judíos son plenamente conscientes de ellos, pero los antisemitas lo saben. Lo saben bien. Su odio visceral al liberalismo y al judío son la misma cosa.
  • El Muro de Berlín, el derrumbe del modelo… 25 años después

    Lunes 10 de noviembre de 2014

    Cuando hablamos del muro de Berlín y lo épico de su derrumbe, caída o apertura, nos referimos no tan solo a esa inhumana estructura física sino también al cruento sistema totalitario establecido en la desaparecida República Democrática Alemana. Así es inhumano y totalitario, un régimen que estableció el terror como herramienta para el control de su población, la desconfianza entre las personas y el establecimiento de cruentos sistemas de tortura y supresión de las aspiraciones humanas. Muy poco se suele hablar de este intento de “paraíso en la tierra” por parte de quienes hoy por hoy se autodenominan “paladines de la defensa de los derechos humanos”, en efecto no fueron pocos los chilenos que por la vía del exilio, o auto exilio, arribaron a Alemania del Este posterior al colapso del proyecto de la Unidad Popular, su nula critica o justificación de aquel sistema del terror hasta el día de hoy deja estupefacto por su contradicción o explicación simplista de un “proceso irreversible” que costó la vida de miles de personas y trató de imponer la voluntad del Estado por sobre la legítima esperanza de que cada persona forjara su propio destino y libre búsqueda de su felicidad.

    De esta manera la justificación o simple “amnesia al horror” de la izquierda chilena nos hace meditar que estos regímenes totalitarios no tan solo son justificados sino aspirados por algunos de ellos, no por el hecho de justificar a Cuba, Venezuela o Corea del Norte, sino al tratar de establecer una memoria que sea favorable a sus fines políticos y acceso al poder.

    La República Democrática Alemana, fue en sí un régimen, en donde el rol del Estado era el principal impulsor y controlador de la vida cotidiana y publica, un Estado policial en donde la inmensa red de agentes, informantes y colaboradores hacían dudar de los vecinos, amigos y familiares. El acceso a sus archivos ha entregado evidencia tangible de cómo el terror, la tortura y los juicios arbitrarios eran cosa cotidiana y su objetivo era mantener una población cautiva, temerosa y con una “lealtad a la causa” que permitiese la instauración del “paraíso en la tierra” bajo la consigna de la lucha de clases.

    Sin embargo, aunque trágica, la historia de sus ciudadanos no pudo ser contenida, pues, fueron cientos los que con éxito cruzaron el muro y relataron los horrores de aquel país utópico que muchos veían como modelo, dieron testimonio de la resistencia en la clandestinidad de círculos de lectura, reuniones de escucha de señales de radio de occidente y de qué manera el incontenible espíritu humano esperaba el momento para explotar y ejercer la libertad. De esta forma, es importante comprender que la caída del Muro de Berlín no responde tan solo a una decisión de los jerarcas del bloque oriental por razones de Estado sino también a una incontenible situación social que no iban a poder controlar en el corto plazo, es el espíritu de las personas que ansían libertad que a pesar del terror, los mecanismos de control y la dictadura del hambre impuesta, pueden de todas maneras poner en jaque a uno de los sistemas totalitarios más crueles en la historia del mundo.

    Recuerdo aun siendo niño ver cómo esas personas encaramadas en el muro cantaban y se abrazaban, bebían y vitoreaban, y, en algo que para mí era incomprensible en ese momento, escuché las sabias palabras de mi padre: “el mundo cambio”… así fue, pero al parecer la memoria continúa siendo frágil y conveniente para aquellos que aún enarbolan la bandera de “la lucha de clases” y “los procesos irreversibles”. Son 25 años de aquel instante en que realmente el mundo pareció detenerse y comenzar un rápido caminar al volver a creer en las personas, sin embargo transcurrido ese tiempo también nos hace reflexionar que como caen estos regímenes también vuelven a surgir. Es a lo que se refería Tomas Jefferson: “El precio de la libertad es la eterna vigilancia”, de ahí la importancia de la historia y de hacer presente a nuestros jóvenes que quienes propician el paraíso en la tierra lo hacen con alambradas, muros de concretos y terror. En nuestros tiempos aún perduran algunos muros, otros se están edificando fomentados por el populismo y la demagogia, pero lo importante es tener presente que aunque estos muros pasan desapercibidos ante nuestros ojos es necesario estar alertas y tener claro que la libertad es algo por lo que se batalla desde las ideas cada día, pues, hay modelos que ya pasaron de moda.

    Francisco Sánchez Urra
    Analista Círculo Acton Chile

  • Grandes Reformas

    Robert fotoRobert Weissohn Heck

    Bachelet llegó a su segundo gobierno prometiendo grandes reformas y no “reformitas” como las que había hecho Piñera. Y cumplió. Logró aumentar significativamente los impuestos y asestar un golpe a la educación privada para darle un respiro a la educación pública que moría de a poco por ineficiencia del propio estado. Sin contar con los recursos suficientes, estableció nuevos “derechos sociales” que aumentan la deuda del país. En resumen, Bachelet agrandó el estado, incluyendo la contratación de alrededor de 100.000 nuevos burócratas, reclutados sin duda entre sus partidarios.  Las reformas afectaron el ahorro y detuvieron el crecimiento. La apreciación de la presidente ha caído a niveles históricos. Por lo general se ha atribuido el nivel de rechazo a la corrupción en que se han visto involucrados sus más cercanos y a la ampliamente reconocida mala implementación de sus reformas. Pero poco se ha destacado que la falla principal es el mal enfoque de sus reformas.

    Aumentar el tamaño del estado afecta directamente el desarrollo del país y el bienestar de sus habitantes.  El estado no produce nada. Solo extrae recursos de los privados para financiar sus propias necesidades, incluyendo el sueldo de los políticos, para después entregar algunos servicios que por regla general son siempre de mala calidad.  Esa es la verdadera razón del fracaso de las reformas de Bachelet. Para peor nos enfrentamos a un año electoral. La subasta de ofertas de los candidatos será sin duda amplia, dando mayores bríos al aumento del estado.

    Pero hay ejemplos que nos hacen conservar la esperanza de un futuro mejor.  Nueva Zelanda, que había sido uno de los líderes mundiales en el grado de libertad económica en los años 50, se hundió posteriormente en el estatismo.  En los 80s el desempleo llegó al 11,6%, la deuda aumentaba y los capitales huían del país  junto a los jóvenes que buscaban mejores oportunidades en el extranjero. Pero entonces tomaron “el toro por las astas” e hicieron grandes reformas como las que prometía Bachelet, pero en el sentido contrario.

    Fueron reformas orientadas al mercado, conteniendo los gastos del estado. Lo más destacable fue tal vez la dramática reducción de la administración pública. Maurice McTigue, parlamentario y ministro de ese país, señalaba que el departamento de transporte lo rebajaron de 5.600 empleados a 53.  El ministerio del trabajo tenía 28.000 empleados y los despidieron a todos, dejando libre el mercado laboral. El servicio forestal tenía 17.000 empleados y dejaron 17. Bajaron las tasas impositivas, liberalizaron la educación, quitaron los subsidios, vendieron las empresas públicas y el tamaño del estado fue cada vez menor en proporción del PIB.

    Hoy Nueva Zelanda está nuevamente entre los países del mundo de mayor libertad económica y experimenta un acelerado desarrollo. Los jóvenes ya no se van, sino que atrae a inmigrantes de todo el mundo. Que diferentes resultados en comparación con las grandes reformas a las que nos sometió Bachelet.

  • HACER

  • La muerte de uno de los criminales más grandes de la historia

    fidel

     

    Ante la muerte de Fidel Castro debemos reflexionar cual fue su legado, del cual, Carlos Alberto Montaner nos da alguna luces tomando elementos claves de origen y contexto histórico.

  • Las FARC, el Foro de San Paulo y compañía van por todo Latinoamérica

    HACER

    por María Celsa Rodríguez

    El grupo terrorista FARC de Colombia y otros grupos peligrosos de la región latinoamericana, luego de la reunión del Foro de Sao Paulo en Europa, parecen haber modificado su estrategia para tomar el poder en toda la región por medio de la violencia, y esta vez lo harán fortalecidos con dinero del Islam radical.

    De acuerdo a recientes informaciones recibidas, sabemos que las FARC colombianas estarían operando en la cordillera patagónica, a través del puente de acuerdo tendido con la comunidad Mapuche, buscando sembrar el terror al tiempo que dicen “atacar al capitalismo”, con el supuesto objetivo de recuperar su territorio en la Patagonia mediante la expulsión de los actuales propietarios de esas tierras y de las empresas transnacionales allí instaladas. Desde hace varios años se sabe que en la zona de La Araucanía en Chile, donde reside un grupo de la etnia mapuche, que también se encuentran diseminados en las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut en Argentina, estaría siendo entrenado por miembros de las FARC.

    Es más, la Cámara de Diputados chilena creó una comisión especial para investigar la inseguridad en la región de La Araucanía, donde se estaban dando focos delictivos de carácter terrorista (incendios forestales, destrucción de inmuebles, etc.) y la vinculación de ciudadanos chilenos en actividades paramilitares y su entrenamiento por parte de las fuerzas terroristas colombianas. La cordillera patagónica es un ambiente ideal para el entrenamiento militar de alto impacto, ya que cuenta con bosques y montañas similares a las de la geografía colombiana, y en materia fronteriza, se sabe que Argentina tiene un nulo control en los cruces de frontera, lo que lo hace altamente propicio para sus propósitos. ¿Cuál es el propósito de esta nueva alianza? Las FARC buscan extender sus territorios para desarrollar actividades terroristas, donde el tráfico de drogas ilegales constituye la mejor forma de financiarse. De manera similar a la que operan sus aliados del narcoestado de Bolivia que financian sus “revolución” masista con la cocaína e impulsan el enfermizo ideal de un “Evo eterno”.

    La droga de las FARC se distribuye a través de las rutas ecuatorianas y va con destino a España, Nicaragua, Estados Unidos, Japón y Singapur. Con bases en México y Venezuela. Algunas de estas rutas son de las FARC y otras son de otros carteles de narcotraficantes y se paga un “impuesto” para usarlas. Siendo Tumaco (en Colombia) la sede central más grande de la droga. Los guerrilleros son entrenados para manejar el negocio del narcotráfico, la venta de armas, y para encargarse de administrar de manera efectiva “los cristalizaderos”, donde se trabaja la pasta base de cocaína para convertirla en cocaína pura de máxima calidad, y luego poder distribuirla por distintas partes del mundo, siguiendo distintas rutas de Latinoamérica, por eso necesitan asentarse en puntos claves del territorio, para instalar depósitos fraccionadores para su posterior exportación. [3] Por eso es tan importante para ellos lograr el control territorial, y el acuerdo de “paz” decretado por el Presidente Juan Manuel Santos, evidencia un propósito aún más oculto para el público en general, que es el de perpetuarse en el poder en Colombia. Desde los años 60 hay una búsqueda constante de las FARC de establecer “zonas de reservas campesinas”, para controlar el cultivo de la hoja de coca utilizando el discurso socialista como una estrategia de convencimiento popular para obtener más poder.

    Ahora, buscan utilizar a los mapuches con ese objetivo, y Argentina y Chile se convertirán así en su centro de operaciones. Actualmente, las bandas criminales (Bacrim) que operan en el territorio colombiano con aliados estratégicos como el ELN y las FARC, son los que están manejando el negocio. Pero se sabe que también hay otros grupos guerrilleros disidentes de las FARC apoyándolos. También están Los Rastrojos, el Clan Úsuga y los grupos disidentes del ERPAC y desprendimientos de los cárteles de México que se asociaron para transportar drogas ilegales hacia los Estados Unidos. El narcotráfico hoy esta ligado al mundo empresarial con sus propias ramas de operadores, especialistas y asesores que manejan esta multinacional del delito que mueve miles de millones de dólares por día, gracias a sus sucursales en toda Latinoamérica, y la complicidad de sus representantes políticos dentro de los gobiernos del socialismo del Siglo XXI.

    En Argentina fue el gobierno de los Kirchner, asociado con Cuba y Venezuela, los que dieron las llaves para que la droga colombiana ingrese al país para consumo interno y exportación. Las zonas calientes son la Provincia de Buenos Aires, Rosario y el norte del país, donde cuentan con centro de aterrizaje, campos de fraccionamiento, concentración y depósito desde donde se exporta la droga. Por otro lado “los jefes disidentes de las FARC que fueron expulsados de esa guerrilla por no asumir sus directrices, formaron una alianza con la banda criminal de origen paramilitar llamada Clan del Golfo para proteger sus rutas de narcotráfico”, se sabe que “cuentan con al menos 300 guerrilleros de las FARC en sus filas” y mantiene relación con el Cartel de los Soles, de Venezuela, operando en las fronteras de este país y de Ecuador, y su modo cruel de operación es reclutar jóvenes y mujeres, bajo amenaza y extorsión.[1] Fuentes especializadas estiman que las guerrillas activas, cuentan con más de 13.000 integrantes diseminados en toda Latinoamérica.

    Una de las evidencias más fuerte, es la que hace el abogado Felipe Silva entrevistado por la Revista “Que Pasa”[2] donde expone “un informe sobre un “documento de más de 400 páginas que le entregó el edecán del entonces ministro de Defensa, Juan Manuel Santos – hoy presidente de Colombia – y que acusa un vínculo de las FARC y grupos mapuches, y de los lazos que el grupo guerrillero mantuvo con el Partido Comunista (PC)”. Pero Santos decidió no hacer nada al respecto, y hoy decidió unilateralmente rendir a su país ante las actividades extorsivas de los grupos terroristas. “La cantidad de ataques, el orden con que actúan, la logística, la capacidad para hacer daño y replegarse evidentemente corresponden a personas que recibieron instrucción armada. Y aquí no se hizo nada”, dice el abogado.

    “Un conjunto de correos electrónicos encontrados en el computador de Raúl Reyes, el segundo hombre más importante de las FARC, y el encargado de la propaganda internacional del grupo terrorista, abatido en marzo de 2008– y cuyo contenido íntegro siempre se mantuvo bajo total confidencialidad” ¿Por qué? “Si bien nunca se hizo público el contenido completo de la carpeta, el conflicto político fue evidente: varios de los ministros de entonces acusaron a Piñera y Espina de “ser parte de una operación política y personas que pusieron temas de política exterior y seguridad nacional como temas de política interna”. Muchos, incluso, pusieron en duda la veracidad del informe y lo tildaron de “montaje”. Asimismo “la justicia consideró que los correos electrónicos no eran una prueba legal, al haber sido incautados en territorio ecuatoriano, sin las autoridades de ese país. Arias afirma que efectuaron una investigación “profunda y exhaustiva”.

    Y que si bien, pudieron probar la vinculación del PC con las FARC, las conductas no eran constitutivas de delito en Chile. Lo que sí comprobó es que una decena de mapuches viajaron a campamentos colombianos, y que luego estuvieron vinculados a actos criminales en Chile. “Hubo presos, pero la mayor parte de ellos salió en libertad”. “Creo – piensa el abogado- que hay un desaprovechamiento de esta información para calificar estos delitos como corresponde: asociación ilícita o que se haya aplicado la Ley de Seguridad Interior del Estado para tipificarlos de alguna forma. El tema es que no lograron judicialmente solucionar el problema. Los cabecillas después de seis años siguen intocables, los daños se están multiplicando, las zonas de conflicto se han ampliado y la capacidad que tiene el Estado de reaccionar es nula”.

    Seguramente no se hizo nada porque Santos y las FARC mantienen un acuerdo oculto. Porque Juan Manuel Santos, a quien han apodado “el sastre de las FARC”, esconde obscuros negocios con ellos, que a la larga convertirán a Colombia en un país expuesto al narcotráfico peor de lo que es hoy Venezuela. Santos ha traicionado a los colombianos y a la Constitución y detrás de su imagen de Premio Nobel de la Paz, hay un guerrillero discípulo del finado Fidel Castro. Mientras tanto, la Ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich aún no ha entendido la magnitud del problema, y no creemos que está en condiciones ejecutables de solucionarlo, porque no tiene ni la capacidad ni los hombres con el entrenamiento, el conocimiento y la estrategia para hacer frente a la problemática del narcotráfico y la fortaleza delictiva de la guerrilla colombiana.

    Como dijo el ex Presidente Uribe: “Las FARC han tenido dos triunfos que nunca habían esperado y que los concedió Santos: uno es el reconocimiento por parte de Estados Unidos y de Europa a pesar de que es el cartel narcoterrorista más grande del mundo. Ahora quieren imponer, a través de los acuerdos, un camino marxista leninista […] Nosotros tenemos que defender nuestra democracia contra eso” Y Álvaro Uribe sabe como defender Colombia. Quizás él es el camino. Representantes del FMLN en el Encuentro del Foro de San Pablo en El Salvador.El mal es el Foro de Sao Paulo A mediados de diciembre pasado se reunieron en Berlin, Alemania, el Partido de la Izquierda Europea, el Foro de Sao Paulo y los cabecillas del islam radical con sus petrodólares. Allí supuestamente analizaron el proceso de desarrollo del socialismo en Cuba, qué pasará después de la muerte de Fidel Castro, y cómo reorganizarse.

    La realidad es que se reorganizaron para exportar a toda América Latina su ideología de muerte y miseria, como ya lo han hecho efectivamente en Cuba y Venezuela. La reorganización y el crecimiento de estos frentes violentos nos debe preocupar a todos, ya que buscan infiltrarse con crudeza en todos los espacios de poder y en la toma de decisiones de las agendas políticas y económicas con el propósito de vitaminizar las políticas populistas, debilitar y quebrar las ideas liberales y republicanas de occidente, donde la familia es el núcleo principal de la sociedad. Operando a través de movimientos “sociales”, sindicatos, partidos políticos, centros de estudios y ONGs, impulsan sus peligrosas ideas, atacando el libre comercio, la propiedad privada y la libertad individual, reemplazándolos con narcotráfico, corrupción, ignorancia, resentimiento y pobreza para toda Latinoamérica.

     

    * Informe especial de María Celsa Rodríguez para HACER.

    http://www.hacer.org/latam/las-farc-el-foro-de-san-paulo-y-compania-van-por-todo-latinoamerica-por-maria-celsa-rodriguez/?utm_content=buffer607e5&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

     

    Referencias:

    [1] http://www.efe.com/efe/america/politica/varios-disidentes-de-las-farc-y-exparamilitares-se-alian-por-el-narcotrafico-segun-un-diario-colombiano/20000035-3125999

    [2] El enviado especial http://www.quepasa.cl/articulo/actualidad/2015/07/1-17311-9-el-enviado-especial.shtml/

     

    [3] http://www.cnn.com/video/data/2.0/video/spanish/2016/09/30/cnnee-conclusiones-intvw-exguerrillero-farc-narcotrafico-armas.cnn.html Fuente: HACER

  • Las ideas detrás de los errores del Gobierno

    Jueves 13 de noviembre de 2014

    De una u otra forma las críticas al actual gobierno se pueden separar entre aquellas que son circunstanciales y aquellas que se basan en la profundidad de las ideas que hay en las medidas que se plantean. Al respecto complementare “tres errores”, señalados en una columna anterior, con el objetivo de establecer la importancia de las ideas y sus consecuencias.

    En torno a Educación no es tan sólo el ataque al derecho de elegir de los padres, es más aún el valor de la defensa de la libertad y el rol del Estado en educación, pues al afectar el rol subsidiario del estado se está afectando al enorme porcentaje de establecimientos subvencionados, que abarcan más del 54% de la matrícula, también estableciendo un control e impidiendo el surgimiento de nuevos proyectos educativos que generen mayor diversidad y oportunidades de elección.

    Debemos recordar que el rol de la DC, no es una opción, al tratar de mantener sus cuotas de poder dentro del gobierno, su rol como moderador o puente de consenso se ve sumamente limitado tras haber “pagado” su costo al ceder los cupos parlamentarios al Partido Comunista, que por cierto esta sobre representado en el parlamento y con grandes cuotas de poder en el gobierno, no es misterio para nadie que su ideario atenta contra la libertad de las personas y el establecimiento de consensos en el país. No es, por lo tanto, cuestionado el proyecto de la gratuidad en educación superior universitaria, al contrario es su eslogan junto a la demonización del lucro que tantos personeros de derecha también han adoptado.

    En el tema del Empleo debemos ser muy cautos pues esto no tiene que ver con la intención de generar desempleo por parte del gobierno, lo cual es intrínsecamente perverso, sino en las reformas que han limitado la inversión, han generado desconfianza y han hecho de Chile un país menos atractivo para generar emprendimientos e invertir.

    El actual gobierno ha generado empleos, eso es una realidad, engrosando el aparato público, lo que nos debe preocupar es que ya siendo una realidad la Reforma Tributaria y anunciada la reforma laboral, los conductores de nuestro país han errado en la implementación de ideas que claramente atentan contra la generación de riqueza, emprendimiento y la misma propiedad privada, quienes pagan los costos de este afán de redistribución son todos los habitantes del país, no tan solo unos cuantos, las tasas de desempleo son solo una señal dentro de múltiples indicadores económicos que se manifiestan en el desarrollo de la vida de millones de chilenos.

    Concluyendo con Políticas Públicas hay que ser claro que, a pesar de ser tema de primordial importancia la seguridad, salud o Transantiago, nuevamente se cae en superficialidades que no tienen que ver con el fondo de las ideas, como por ejemplo el rol del Estado y cuando éste tiene un papel interventor más amplio que la aplicación de éstas, como la generación de bonos y la instauración de un sistema de bienestar que en pocos años nos tendrá ahogados, éstas tienen que ser entendidas dentro de las lógicas que son concebidas, cuando son inspirados por la premisa de la redistribución de riqueza y la demagogia nos lleva al abismo y “he ahí la madre del cordero”, el tema de seguridad no se resuelve con mayor presencia del Estado, al igual que el de salud y el Transantiago, hay que generar un espacio para que las personas sean libres de elegir, generar instancias libres para que problemas públicos también puedan ser solucionados con la participación de personas y que la oferta en salud aumente para que así se pueda generar mejores condiciones para todos sus usuarios.

    Los errores del gobierno no están en sus acciones circunstanciales, sino en la base errada de no creer en las personas, la fatal arrogancia de aquellos que creen saber más que el resto de las personas para decidir por ellas y esa necesidad de establecer al Estado como “mesías”.
    El error del actual gobierno es pensar que sus habitantes no son capaces de valorar, vivir ni ejercer la libertad. Por lo tanto, en este ámbito no pasa por un cambio de ministro, decisiones o estrategia, sino que por un cambio de ideas, esas mismas que creen en las personas, su capacidad de forjar su propio destino y buscar su propia felicidad, la de una sociedad de individuos libres y responsables, que favorezcan la paz, el dialogo y el progreso.

    Francisco Sánchez Urra
    Analista Círculo Acton Chile

  • Qué hacer

    16117742 1743313425984540 999917326 n

    Franco Brzovic
    Abogado

    Columna publicada originalmente en Diario Financiero https://www.df.cl/noticias/site/tax/port/fid_opinion/taxport_6_36_3_1.html

     

    En una entrevista al Cardenal administrador de la ciudad y país del Vaticano, declaró que las buenas noticias de su población es que simplemente no hay impuestos.

    Por otra parte, el Presidente de los Estados Unidos, como ya habíamos comentado, entre sus siete políticas, la Fiscal, plantea la reducción de impuestos con el objeto de “desencadenar un crecimiento económico”. El límite máximo para las empresas será del 15% en comparación del 35% actualmente. Por otra parte, y en vista del interés que las utilidades de las empresas estadounidenses en el extranjero retornen al país, se les gravará con una tasa preferencial del 10%. Reducción sustantiva también planteará para los impuestos a la renta de la clase media.

    Por su parte en Chile, producto de las tres últimas reformas tributarias ha visto incrementado el impuesto a la empresa de 17% a 25% este año y 27% el próximo para determinados grupos. Sin embargo, la tasa marginal del Impuesto Único al Trabajo y Global Complementario se rebajó de 40% a 35%, pero solo para las personas de mayores ingresos.

    Al parecer este esfuerzo impositivo de poco servirá para los estándares de la OCDE, la cual, a través de su Director del Departamento Tributario, señor Pascal Saint-Amans, demostró que nuestro país es el que mantiene la menor carga tributaria medida como porcentaje del PIB.

    Su declaración no queda ahí, pues afirmó que Chile es uno de los países que necesita incrementar el peso de los impuestos en el PIB, “eso de todas maneras”. Por otra parte, confesó que también nosotros somos uno de los países con mayor brecha en desigualdad la cual, y de una manera u otra, “debe resolverse incrementando la carga tributaria”.

    Así las cosas, la pregunta que se nos viene de inmediato es si Chile es capaz de soportar una mayor carga, como también la actual, particularmente las PYMEs.

    El asunto no podrá resolverse en esta columna, pero desde ya hay información que se debe procesar adecuadamente.

    Sólo el 15% de los contribuyentes paga impuesto a la Renta, lo que no ocurre en otras legislaciones. La tasa de evasión es una de las menores tanto de Latinoamérica como de otros continentes, el IVA es un impuesto con alta tasa en la comparación de la misma OCDE, y así.

    Pero también hay una cuestión de fondo y son las discrepancias ideológicas, lo que hace que cualquier reforma se tiña políticamente. Los principios de la eficiencia y libertad de emprendimiento, la honestidad empresarial y tantos otros elementos se han puesto en entredicho, con lo cual la respuesta de una estructura tributaria para un país pequeño y abierto al comercio exterior será un incordio más. Ni decir los arrestos de populismos que crecen como callampas, desgastando los recursos fiscales. Para simplificar el caso, convencer a la clase política que bajos impuestos e incentivos de diverso orden para las PYMEs y las personas no será una tarea fácil como ya anticipábamos. En definitiva, la ideología, esto es la visión única de la realidad, será un escollo que se debe tener en consideración.

    Por su parte, medir los resultados recaudadores de las reformas, no es una tarea fácil, entre muchas causas, por los hechos temporales que establecen las mismas leyes que, si bien tienen un fin utilitario y de conveniencia, tanto para el Fisco y el contribuyente, distorsionan la información. En efecto, el ingreso de los impuestos a quiénes declararon sus inversiones en el exterior, y los impuestos por liberar las utilidades del FUT, pagando una tasa máxima del 32%, o bien en algunos casos con tasas menores y hasta 0, pudiendo descontar el impuesto pagado por dichas utilidades, que dicho sea de paso se podrán disponer cuando se quiera, aún con preferencia a las que aún no han tributado, son elementos que modificarán solo temporalmente la recaudación.  De paso recordamos que la primera opción venció y que la segunda, compra del FUT, podrá ejercerse solo hasta el 30 de abril de este año.

    A este respecto, el Subdirector de Fiscalización del Servicio de Impuestos Internos nos recordó recientemente que el FUT acumulado, esto es el monto de las utilidades que antes mencionábamos es de 242 billones de pesos, y corresponden a 244 mil empresas, lo que me imagino ha creado una gran expectativa a la autoridad.

    Así las cosas, es importante, más allá de los diagnósticos, preparar las medidas que fueren necesarias implementar para dar de una vez por todas señales certeras y convenientes a la inversión y emprendimiento.

     

    16427761 1751497585166124 1224141383492053785 n

  • Un centenario cuento de Navidad: la paz de Noche buena de 1914

    Miércoles 24 de diciembre de 2014

    Estamos acostumbrados a que en estas fechas se reciten los típicos cuentos de Navidad, fantasías hechas para la entretención de los niños. Pero no es esa clase de cuentos que amerita narrar esta vez. Es nuestra pretensión conmemorar un cuento que no tiene nada de irreal, pero mucho de increíble.

    Si en 40 años no hubo ninguna guerra significativa en suelo europeo se debió a que en buena medida hubo un clima hegemónico de Libertad. Pero la Paz propiciada por la abstención política en favor del libre intercambio cultural y económico entre los pueblos, luego se vio amenazada y finalmente aniquilada por una creciente actividad estatal de las distintas potencias europeas que se propusieron cautivar sus mercados coloniales (lo que, por supuesto, incentivaba a una competencia colonialista mucho más violenta) y a reestablecer las barreras comerciales. Como adelantara Bastiat, si los bienes no cruzaban las fronteras, lo terminarían haciendo los ejércitos. Y cuando los medios diplomáticos se agotaron, se cumplió la sentencia de von Clausewitz de que “La guerra es la continuación de la política por otros medios”. Después de un capítulo de Paz en la Historia Europea, estalla la primera Gran Guerra del tiempo contemporáneo.

    Por la ignorancia propia de la inexperiencia bélica, de estrategas a rasos todos pensaron que la Gran Guerra estaría resuelta en cuestión de meses, pero los movimientos de las primeras semanas al poco pasar se estancaron. Para los generales todo se volvió infinito, mientras que en triste paradoja todo se volvió fugaz para los soldados que eran arrojados al campo por el silbato de los oficiales y tumbados en este por la metralla del enemigo, si acaso no tenían la suerte de solo sufrir mutilaciones enredados en el alambre de púas. Medio centímetro de avance en el mapa significaba decenas de miles de hombres en las tumbas, simplemente parecía que nada podría satisfacer la sed de sangre del conflicto ni mucho menos ponerle fin.

    En este contexto de decepción, angustia, dolor y sobre todo de cansancio del odio que, haciendo honor a la “magia” que rodea a la fecha, es que en la Noche Buena de 1914 los soldados del frente occidental deciden espontáneamente, y en rebeldía de sus indemnes superiores, pactar una tregua. Partió con entonaciones internas de melancólicos villancicos, los que a cien metros de distancia eran perfectamente audibles por la facción enemiga. Luego comenzaron a coincidir estas canciones, identificando melodías que por supuesto portaban distintas letras. Le siguieron tímidas señales de banderas blancas y desenlazó en atrevidas exposiciones por sobre las trincheras de cuerpo entero, cosas estas que no fueron sino pasos de fe en medio de la desesperación.

    La maravilla de este cuento radica en que, lejos de ver en los ojos ajenos la enemistad, los soldados vieron en el ojo del prójimo un reflejo de su propia Humanidad. El universal sentir de la Navidad pudo inundar lo que hasta hace horas eran los campos de lucha y muerte. Este suceso ha inspirado decenas de películas y documentales, y en efecto es un momento clave en donde el clamor de Libertad y paz inscrito en nuestra propia composición humana venció a la guerra y a la coacción estatal, donde el odio fue superado por un espíritu de fraternidad. El dolor fue reemplazado por un regocijo al que no le importó mucho el color del uniforme ni las barreras de lenguaje. Lo que viene después es la bella continuación de este cuento: sepultura de los cuerpos de los amigos caídos en combate, liturgias compartidas entre distintos credos, competencias deportivas, cantos alegres y cuanto más, hechos que en algunos lugares se extendieron hasta bien entrado Enero de 1915.

    Pero este excepcional cuento también es excepcional en su fin, no termina con un “felices para siempre”. Toda esta sucesión de hechos increíbles sucede bajo la total incomprensión de los políticos, generales e industriales amigos del gobierno. Es la tendencia de quienes tienen poder el asfixiar cualquier intento humano de Libertad. Sin embargo hemos de recordar que ese día la Humanidad venció a la guerra. El pacto de paz fue entre personas ordinarias nacidas en libertad, que ejercían esta última en los actos cotidianos de bondad y cooperación antes del enfrentamiento bélico, fue un reclamo de lo que les pertenecía por derecho propio. En el tiempo presente es de provecho conmemorar este maravilloso suceso para tener conciencia de cuál es la reacción de los hombres libres ante circunstancias en que se les arrebata su propia opción de elegir y sus sentimientos humanos más básicos de solidaridad y fraternidad.

    Francisco Sánchez Urra y Joaquín Rodriguez Droguett
    Analistas Círculo Acton Chile

  • Un órgano estatal contra la colusión

    Chile es el país con el menor índice de corrupción en América Latina. Una noticia agradable, dado que en países como México la corrupción lleva a escenarios de gran descontento social. La baja corrupción en Chile es en parte debido a la institución de la Contraloría General de la República, desconocida en la mayoría de los países Latino Americanos. La Contraloría vigila la legalidad de las acciones del sector público y  tiene la facultad de controlar los gastos de las instituciones.

    Contrario al resto de Latino América, Chile sí ha tenido grandes problemas con la colusión en el sector privado. En el fondo la colusión, igual que la corrupción, busca eliminar la libre competencia en el mercado para dar beneficios a ciertos actores y aumentar su market share. Un escenario que igual que en los países corruptos lleva a descontento social, así mostrando la necesidad de prevenirlo en el futuro. La idea de regular el mercado a través de las superintendencias ha tenido gran desarrollo en los últimos anios, pero ellos no gozan de las mismas facultades que la Contraloría en el sector público. Viendo las buenas experiencias que ha tenido Chile con la Contraloria merece ser discutido si las superintendencias también deberían gozar de más facultades.

    Florian Kriener
    Analista Invitado Circulo Acton Chile

     

    http://www.estrellatocopilla.cl/impresa/2017/01/17/full/cuerpo-principal/2/

     

    FullSizeRender 2