Imperio de la Ley

Martes 10 de marzo de 2015

Señor Director:
En una carta pasada hablaba del empate pírrico que provoca la actual temporada de escándalos políticos. El derrumbe institucional se acelera y, aunque algunos podrán estar contentos porque esto hace medra a sus causas ideológicas, lo cierto es que el costo social de este daño será

altísimo. Por dar un ejemplo en apariencia inocuo, la semana pasada se emitió en un canal televisivo abierto

un juicio ficticio de parodia que repercutió inmensamente en la Opinión, y el peligro potencial es que la realidad se acerque de paso en paso a la ficción que hoy nos parece jocosa hasta que ya sea demasiado tarde y nos veamos con propuestas legislativas de juicios populares y de procesos a la rápida. La imagen de poner en prisión preventiva a los imputados por el caso Penta puede calmar un poco el clamor, pero dudo que este cese. Por el contrario, puede generar la impresión de que el Poder Judicial está para oír al público respecto de lo que piensa de los casos connotados y con ello acrecentar la sed. Será una ardua labor el seguir defendiendo en medio de este lío el Imperio del Derecho, pero ante la necesidad no queda opción.

Joaquín Rodríguez Droguett
Analista del Círculo Acton Chile